Reset Password

Your search results

Cuánto cuesta un yate

23 Enero, 2017

Para todos aquellos navegantes que nos siguen, desde AlquilerdeBarco.com esta vez queremos tratar el tema de los precios de los barcos náuticos. Un dato interesante es que el segmento de la gran eslora es el que menos ha sentido los efectos de la última crisis económica. Tenemos todos muy claro que los yates son caros, y cuanto más grandes, más lo son…

Lo primero a tener en cuenta a la hora de comprar un barco es decidir qué tipo de barco queremos (vela o motor) y su función (para vivir en él, para viajar, para comercios, para bucear o pescar, etc.). Habrá que pensar en la capacidad del barco y en su tamaño, en el número de los camarotes que vayamos a necesitar, en las zonas de navegación, en la velocidad y en la duración de las travesías que vayamos a realizar con él. También hay que tener en cuenta que necesitamos un barco que sea cómodo, seguro y que gaste lo menos posible (si eres millonario este punto probablemente no te importará…). La comodidad de una embarcación no solo se mide en sus metros cuadrados, sino en función del tiempo que queremos gastar en ella, ya que nos puede dar mucho más trabajo del que nos imaginamos.

Hay que considerar pues el presupuesto que se tiene para la adquisición de la embarcación y para su consecuente equipamiento (el gasto de los extras). Para que os hagáis una idea, la fabricación de la embarcación privada más grande del mundo, cuya eslora alcanza los 180 metros, tuvo un coste de 600 millones de dólares. Y es que las adquisiciones de lujo más caras de siempre han sido yates. En general, en promedio, un yate de 100 metros con una velocidad de 25 nudos y unos 50 miembros de tripulación cuesta aproximadamente unos 275,000 dólares. Datos confirman que los 30 yates más grandes del mundo tienen una eslora superior a 100 metros, por lo que su precio será mucho mayor.

A la hora de comprar un barco, velero o yate a motor que sea, hay que tener en cuenta también de los costes de mantenimiento, que en algunos casos pueden llegar a ser de muchos dígitos. Se añaden los precios del combustible, de los impuestos, de los seguros, el alquiler del amarre y el salario de la tripulación, formando parte de los gastos añadidos para cada propietario de una embarcación. Según unos informes, el costo promedio de un seguro náutico es de 240,000 dólares y el de un muelle es de 350,000 por año. En general, podemos decir que cada navegante que decida adquirir un barco debe esperarse gastar alrededor del 10% del costo inicial en lo que se relaciona con el mantenimiento anual.

El amarre de la embarcación es uno de esos elementos que influyen en los gastos adicionales. Un barco con eslora superior a 100 metros puede llegar a pagar 20.000 euros diarios por su amarre.

Como ya hemos dicho, hay que tener en cuenta también del sueldo de la tripulación, que es alrededor del 30% del presupuesto final de un yate cada año. De hecho, los capitanes de las embarcaciones pequeñas ganan entre 70,000 dólares anuales y de embarcaciones más grandes 180,000 dólares anuales. Los demás miembros de la tripulación tienen ingresos mucho más bajos, pero si se necesita de una numerosa tripulación a bordo el gasto sigue siendo significativo.

El combustible es otro elemento que interviene a la hora de calcular costes náuticos, es quizás la partida más importante. Este es mucho más bajo en tierra que en altamar. Por ejemplo, un yate de 71 metros necesita unos 500 litros de diésel marítimo cada hora. Algunos propietarios programan sus rutas de manera que puedan pasar por Gibraltar o por Malta, donde el petróleo está más libre de impuestos y así podrán llenar su depósito gastando algo menos. Obviamente, según la marca y el modelo del barco el consumo de combustible será distinto.

Quizás os pueda interesar también saber algo más acerca de los propietarios de estas grandes y costosas embarcaciones. Según algunos informes, el 14% de ellos proviene de Estados Unidos, siguen Rusia y Asia. Estos últimos de hecho han comprado el 11% de todos los más grandes yates vendidos en 2014 (en 2011 fueron solo un 3%).

Algunas peculiaridades descubiertas acerca de estas grandes embarcaciones son que muchas están equipadas con lectores de huellas digitales, sensores de movimiento, ventanas resistentes a bombas y otros elementos de película. ¡Wow!

Finalmente, aconsejamos antes de comprar alquilar el mismo modelo de embarcación para poder tomar una decisión objetiva en un segundo momento y no arriesgarse en una elección equivocada.

Una vez más, desde AquilerdeBarco.com esperamos que hayáis encontrado este artículo sobre los costes de los barcos de vuestra utilidad y…¡nos vemos a bordo!

Categoría: Información

Deja una Respuesta

Your email address will not be published.