Reset Password

Your search results

Consejos para alquilar un Velero

29 Noviembre, 2016

¿Como fondear correctamente?

Desde Alquilerdebarco.com queremos cuidar de nuestros clientes y para ello hoy os vamos a dar algunos consejos y recomendaciones que os pueden servir de orientación para alquilar embarcaciones, para que podáis disfrutar de unas vacaciones excelentes.

En general, ante el elevado coste que supone adquirir un barco o un velero – en cuanto a seguros, impuestos, mantenimiento, amarre, etc. – se prefiere alquilar durante unas semanas del verano, disfrutando de todos los conforts disponibles, sin tener que estar pendiente de la propiedad todo el año. Alquilar es una opción que está al alcance de muchos hoy en día, y existen multitudes de agencias de alquiler o particulares que ofrecen sus propias embarcaciones, así que vamos a ver cómo es mejor hacerlo.

Escoger la compañía

En primer lugar, el paso más importante de todos es escoger la compañía de alquiler de barcos o de alquiler de veleros. Son numerosas las empresas de chárter disponibles en el mercado que disponen de una buena oferta para los que buscan alquilar. Estas suelen disponer de una rica variedad de ofertas, en cuanto a destinos disponibles, facilidades y comodidades, patrones, equipaje, seguros o tipologías de barcos, pero aún así no llegan a satisfacer al 100% las necesidades de los navegantes.

AlquilerdeBarco.com es una plataforma de reservas online donde encontraréis las mejores ofertas de alquiler de embarcaciones de recreo y todo tipo de experiencias relacionadas con la náutica al mejor precio. Seleccionamos las mejores embarcaciones de particulares y de empresas de chárter de cada puerto para ofrecer las mejores ofertas y experiencias, dar a conocer la náutica con más fuerza que nunca y enterrar el mito de que navegar es difícil o caro.

A los usuarios les ofrecemos un medio rápido y flexible para acceder al mercado náutico con embarcaciones de calidad, en perfecto estado de mantenimiento y conservación con una oferta variada y atractiva.

Es muy aconsejable escoger una compañía estable y fiable, que posiblemente tenga una flota segura y que conste de un equipo de profesionales con experiencia, que pueda solventar cualquier incidencia que pueda ocurrir de la manera más eficaz. Una empresa con estas características va a ser la que podrá garantizar un perfecto mantenimiento de barcos y veleros en alquiler, con tripulaciones y patrones competentes y además que toda la burocracia – como el Rol, el seguro del barco o velero, el certificado de navegabilidad, o el permiso de chárter – que el proceso conlleve sea manejada de la manera más adecuada. Aunque para algunos de vosotros puede que no sea así, todos estos elementos van priorizados ante cualquier otro, como por ejemplo el factor económico, muy incidente para la mayoría de los que escogen alquilar embarcaciones.

El factor económico

Para muchos, el presupuesto supone una limitación a la hora de alquilar un barco o un velero, ya que estos no dejan de ser artículos de lujo y por lo tanto conllevan un importante coste económico. Hay que valorar el tipo de barco que queremos alquilar, si velero o motor, ya que la embarcación de motor supone un dispendio más elevado que un velero, debido a que el combustible se puede convertir en el mayor gasto de la travesía.

Una vez llegados a puerto también habrá que pagar más dinero, debido al atraque, pero eso será variable según la destinación, según el puerto y según los servicios que se quieran usufructuar, y dependerá de la gestión de las diferentes autoridades portuarias.

En conclusión, hay varios factores económicos a tener en cuenta antes de alquilar un barco o un velero, como el combustible, los atraques, la manutención, además de gastos inesperados que podrían surgir.

Patrón o tripulación

Algo que muchos de vosotros podéis haberos preguntado a la hora de alquilar barcos a vela es si hay que contar con una tripulación o con un patrón, ya que dependiendo de la tipología y de la eslora de la embarcación habrá diferentes opciones presentes en el mercado. Si no se quiere contratar ninguno de estos dos elementos, será necesario que alguno de los navegantes disponga de la titulación adecuada, además de la experiencia aconsejada para poder zarpar. El precio para ello dependerá del tipo de barco o velero, siendo mayor para barcos a motor de eslora superior a 10 o 12 metro.

Buenas prácticas de navegación…

Una vez escogida la manera de alquilar un barco o velero – si por empresa de chárter o por particulares -, contratando todos los servicios necesarios, como por ejemplo el patrón o la tripulación, estaréis listos para poder salir a navegar. No obstante, hay unas buenas prácticas y unos cuidados a tener en cuenta durante toda la estancia en mar:

  • Es muy importante el consumo de agua y de energía. Se aconseja consumir ambos elementos con moderación, como todo buen navegante. Habrá que prestar atención y no dejar luces encendidas sin estas ser utilizadas o cargar excesivamente móviles.
  • El agua mineral siempre será destinada para cocinar y beber, y no va a ser utilizada para el aseo personal o la fregada.
  • También se tendrá mucho cuidado con el baño, evitando tirar elementos que puedan dañar y atascar el WC, ya que esto podría causar incomodidades a todos los navegante además de que conllevaría unas penalizaciones de parte de la empresa.
  • A la hora de fondear, a parte del ancla se aconseja usar también la cadena si las circunstancias lo permiten.
  • Es importante recordar que en todo momento alguien ha de estar presente fondeando, para así evitar peligros.
  • Es aconsejable hacer la compra suficiente para el viaje antes de zarpar, teniendo en cuenta alimentos de fácil preparación y consumo. Tener cuidado a la hora de cocinar, no dejando el fuego sin vigilancia.
  • En cuanto al equipaje, algo que se pueda plegar sería mejor en comparación a maletas rígidas o con ruedas.
  • No olvidéis llevar prendas que abriguen para las navegaciones nocturnas, y/o impermeables en caso de que hayan tormentas durante el viaje.
  • En general durante toda la estancia, pero sobre todo durante la navegación, es muy importante mantener el orden a bordo, y así evitar caídas y roturas.
  • Es recomendable no subir a bordo del barco o del velero que hayamos alquilado con calzado de calle y llevar calzado de goma blanco.
  • A la hora de entrar o salir del puerto, o de una cala, habrá que maniobrar correctamente y sin provocar situaciones peligrosas para nosotros y/o para los demás navegantes, organizando las maniobras con suficiente tiempo.
  • Es posible que para pasar a tierra haya que pasar por la proa de otra embarcación, en caso de abarloa. Esto se hará estando sin calzado y en el menor tiempo posible, evitando no molestar a los demás.
  • Limitarse a la hora de usar el WC o de limpiar la embarcación si otros navegantes se encuentran cerca de nuestro barco.
  • Una buena planificación es necesaria antes de salir a navegar, para evitar sorpresas no deseadas, por ejemplo teniendo en cuenta la meteorología de la zona, el viento, las olas y las corrientes, las zonas fondables, etc.

Además de los ya citados, hay otros factores a tener en cuenta a la hora de alquilar un barco para nuestras vacaciones, como por ejemplo la ruta que se quiere realizar, la titulación del patrón, la compañía de amigos que escojamos para emprender la navegación. De aquí dependerá el tipo de embarcación que tengamos que usar y, consecuentemente, el alquiler.

Una vez más, desde Alquilerdebarco.com esperamos que este artículo sobre consejos para alquilar un barco o un velero haya sido de vuestra utilidad y… ¡nos vemos a bordo!

Categoría: Información

Deja una Respuesta

Your email address will not be published.