Reset Password

Your search results

Banderas Náuticas

11 Noviembre, 2016

Banderas Náuticas

Desde Alquilerdebarco.com seguimos apostando por la seguridad de nuestros clientes durante su navegación, para ello esta semana vamos a hablar de una de las obligaciones que cualquier capitán o patrón de una embarcación debe tener en cuenta: el pabellón y las banderas.

Existen distintos tipos de pabellones, como los de cortesía que se izan como respeto hacia el país cuyas aguas acogen a la embarcación, o los de propietario. También existen pabellones de huésped, usados para honrar a los invitados extranjeros, y los de regatas.

Usados desde la antigüedad, el pabellón y las enseñas son una manera para identificar desde lejos a las embarcaciones – y sus armadores. El abanderamiento y los códigos de señales es probable que hayan sido durante miles de años la única manera de comunicar entre barcos la entrada en puerto o el fondear en una rada. Esta tradición ha ido evolucionado en los años hasta el desarrollo de usos y costumbres de hoy en día.

Se abunda en teorías sobre las etiquetas de las banderas náuticas, pero el verdadero reglamento oficial que hay que seguir es el Código Internacional de Señales, perteneciente al siglo XIX. Sin embargo, hay que añadir que muchas nuevas costumbres han ido apareciendo en los años, así como las particularidades que cada país ha ido aportando. 

El pabellón nacional

Como el nombre bien indica, esta bandera sirve para identificar la nacionalidad de la embarcación y – si aplicable – su estatuto, que se diferencia entre recreo, armada, mercante, u otros.

La bandera, o pabellón, marítima se puede distinguir totalmente de la nacional de cada país. El estatuto de cada tipo de embarcación también se puede definir con el pabellón. Consecuentemente, muchos países como por ejemplo España quieren diferenciar su estatuto por ejemplo militar del de mercante o bien de recreo.

En España, los barcos con estatuto de recreo tienen que utilizar la bandera nacional específica con la corona, bandera que los diferencia de los barcos de Sanidad, Hacienda, o CM, es decir Correos Marítimos. Solo los barcos institucionales pueden llevar la bandera civil con el escudo oficial y las dos columnas.

En relación a la etiqueta del pabellón nacional, hay que prestarle mucha atención ya que es el único apartado sobre las banderas en navegación deportiva que está reglamentado en el B.O.E. Sus infracciones, pues, pueden ser sancionadas administrativamente.

Una peculiaridad sobre los pabellones es que en la antigüedad el saludo entre barcos se representaba arriando e izando la bandera nacional, pero ya no es una técnica muy común entre las embarcaciones de recreo y se prefiere – también por comodidad y sencillez – saludar con la mano o comunicar por teléfono con los otros navegantes.

Tamaño del pabellón nacional

El reglamento – o el buen criterio de los navegantes – dice que las medidas del pabellón nacional deben ser proporcionales a la eslora de la embarcación, con un máximo de 1/10 de la eslora. Además, se recomienda que el pabellón sea 2/3 mayor que cualquier otra bandera del barco y se aconseja mantenerlo limpio y en buen estado. Para no ofender al propio país, estaría bien que la bandera nacional no sea tan grande o que el mastelero no sea muy pequeño y que la tela de la bandera no se arrastrara por el agua en navegación.

Ubicación del pabellón nacional

La correcta ubicación de la bandera náutica es en popa debido a que antiguamente era donde en las embarcaciones se encontraba el camarote del capitán. Lo que se debería hacer para una correcta ubicación de la bandera marítima es izarla en un mastelero en la banda de estribor de popa. Con una inclinación hacia popa se facilita que el pabellón marino se despliegue con poco viento.

La bandera nacional se ha de mantener izada durante el día y cuando se entra o se sale del puerto, siempre que haya luz – natural o artificial si fuera de noche. También se ha de tener izada estando en el puerto y durante el fondeo. En este caso, ha de estarlo desde las 8 de la mañana hasta la puesta del sol (horario que se sigue en España y que puede variar según el país). Otra invitación es izar el pabellón marino durante los domingos y los días festivos. Estando en puerto, en navegación o en fondeo, ninguna bandera estará izada si el pabellón nacional no lo estará. Si se participa a una regata hay que recordar que se puede arriar el pabellón nacional junto con las restantes banderas y enarbolar las que indiquen las instrucciones de la regata.

Durante la navegación, si la embarcación se encuentra lejos de la tierra y/o de otros barcos no es necesario seguir teniendo izado el pabellón nacional. Habrá que izarlo si se avistan otras embarcaciones y/o si es una demanda de barcos oficiales como guardacostas o aduanas.

El correcto protocolo sugiere posicionar varias drizas para las banderas. Aunque lo parezca, este montaje no es nada complejo y evita que las banderas náuticas se icen en la misma driza y que se superpongan, a no ser que se tenga que componer un mensaje.

Desde Alquilerdebarco.com esperamos que este artículo sobre pabellones y banderas náuticas haya sido de tu utilidad y… ¡nos vemos a bordo!

Categoría: Navegación

Deja una Respuesta

Your email address will not be published.